TRES DÍAS DE OSCURIDAD

48 HORAS EN LA PIEL DESGARRADA…!?

 

-Corría el domingo 4 de Septiembre de 2011, es decir hacer solo tres días. Mi hijo Marco Antonio, tenía que coger el avión de American Airlines, a las 7 de la mañana, hora de los Ángeles. Pero después de disfrutar de tres días, regalados por la web, en la cual es colaborador, sobre videojuegos. Y todo pagado-viaje de ida y vuelta, más alojamiento- por Microsoft Uk, para comentar insitu, un evento sobre la presentación del nuevo Call of Duty. Vino la desesperada e increíble experiencia, de que te dejen tirado sin poder embarcar-teniendo todo en regla- porque a un empleado de dicha compañía-arriba citada- no se le ocurre otra lindeza, que la de negarle la opción de transbordo, los Ángeles-Boston, ya que ha Chicago no lo había- donde tenía que hacer escala, para tomar el vuelo de Iberia a Madrid-.

-Para rematar tamaña ineptitud, le remite a día siguiente, con el horario de salida; a las 9 de la mañana.

-Pues bien, yo-su padre- y mi compañera y pareja, Isa,  esperándolo desde las 9.30 del lunes, y viendo que se pasaban las 11, y no aparecía entre los pasajeros del vuelo recién arribado, pedimos información, y la que recibimos era que no había embarcado, ni desde USA. Nos conectamos a un pc de la terminal-Alicante-y a través del Facebook, vemos y leemos en mi muro, el mensaje de que no había podido coger vuelo, pues no le dieron opción.  Y que saldría al día siguiente- ese mismo que le esperábamos aquí.

-Pero cuál fue mi horror al llegar a casa-Ulea- que encendiendo el pc, leo otros dos más en el muro, de que tampoco había podido embarcar, pues el horario que el “Individuo” le había dado, era dos horas tarde de la salida del avión.

-Me paso toda la tarde/noche, hasta las 1.30 de la madrugada, pegado al pc, hablando a ratos con mi hijo, me cuenta cómo va estando, después de pasadas las primeras horas de incertidumbre y que el jefe del puesto de dicha compañía, le había solucionado el tema de los horarios y pasados los billetes, para los Angeles/Boston. No sin antes haber recurrido, a un agente de policía; que por suerte hablaba español- al parecer, portorriqueño- este le acompaño al stand de la susodicha “company” y a través de él, el ya citado jefe, soluciono el problema.

-Bien llegados a este punto, me retire la madrugada del martes, como ya había citado, a las 1.30. Esperando y deseando que no pasara nada más, cuando llegara por tercera vez a la terminal del aeropuerto; que por cierto su servicio de wi-fi, es una puta mierda, y sus pcs de pago, como en todo sitio…fuera de servicio-para no molestarse, vamos-. En ese tiempo, tengo que reconocer y agradecer a los empleados del hotel Westin, donde se alojaba, que le permitieran estar en el hall, y poder poner a cargar el portátil. También a un compañero de la web-strike-games-que le ayudo de forma desinteresada.

-Me levanto el miércoles, a las 06 de la mañana, como todos los días, con una sola cosa en mi cabeza…y en mis tripas también, mi hijo Marco y que pudiera tomar por fin el vuelo de regreso a casa. Teníamos concretado que llamaría desde Madrid, al llegar y antes de tomar vuelo para Alicante. Me llamaría a mí y a su tío Joaquín-mi hermano-.

-Pero otra vez la incertidumbre, y en mi caso el horror, se empezaba a adueñar de mi estado de ánimo, desde mi puñetera cabeza, hasta mis tripas. Desde la terminal del aeropuerto del Alter, Elche/Alicante, mi hermano trataba de enterarse, de si el avión de Boston/Madrid, había llegado o traía retraso; además de solicitar, que le dijeran si el pasajero, Marco Antonio. G.C., estaba entre los pasajeros. El vuelo Boston/Madrid, había llegado a su hora, pero no le permitieron saber si el citado pasajero venia en el. “No entiendo, porque no se le puede dar esa información a un familiar cercano- el lunes si me la dieron a mí- y más dando los datos del problema que había? No lo entiendo. La sensibilidad, de las compañías, cuanto más grandes…más asco da.

-Se estaba acercando la hora de la llegada del avión a Alicante. Mientras yo intentaba, a través de la compañía de telf. movil que uso, poder activar el servicio de llamadas internacionales y roaming-reconozco mi torpeza, ya que tal servicio lo tendría que haber activado, como mínimo el día que marcho de viaje-.

-Pasaban los minutos y tengo que reconocer, y no me duelen prendas y menos vergüenza alguna…que rompí a llorar, solo de pensar que si no aparecía entre los pasajeros del avión de Madrid, mi hijo estaría tirado y solo-en un país de 308 millones de población- entre los Angeles y Boston.

-Sonó el tono de llamada de mi telf. Al otro lado sonó la voz de mi hijo, con el movil de mi hermano…”Papa, ya he llegado” recuerdo que solo pude balbucear algunas palabras, entre lágrimas tuve que apartarme, del corro de compañeros del trabajo- y no por vergüenza, si no por encontrar el modo de que me salieran las palabras, de mi garganta- la vos de nuevo de mi hijo, tranquilizándome y diciéndome de que estaba bien, me dio un poco de aire, para solo poder decirle que llamara a su madre.

-Termino de escribir esta odisea, reportando aquí y ahora, dos aspectos, dos cuestiones muy concretas: La primera, no es otra que la de que; el poder por muy pequeño que sea, cuando se usa para pasar por encima de otro ser humano- ya sea por, ineptitud o mala conciencia- puede hacer mucho daño, tanto que, muchas veces puede llegar a ser irreparable. La segunda es, que ahora entiendo a esos padres y demás familia…cuando un ser querido, hijo, hermano, padre, madre, etc. etc. desaparece por diversas razones…las cuales ahora no viene a cuento, enumerar.

-Solo ahora y después de esas interminables horas, y aún más, esos horribles minutos, pensando que se podía haber quedado, solo en un país extraño y extranjero. Lo del idioma no era el mayor de los males, ya que sin dinero, para poder recurrir a otra solución y tampoco para poder subsistir con la mínima opción de alimentarse-ahora me viene a la mente, los millones que en el cuerno de África se mueren, por la desidia de esta humanidad, que poco honor hace a su nombre…y la paradoja de perderse y caer casi desahuciado, en el país más rico del planeta- puede que no tenga nada que ver, una cosa con la otra, puede…pero ese horror que ahora casi y digo casi, puedo entender cuando veo el sufrimiento en los ojos de otros padres, se suma al unísono con la rabia e impotencia, contra tantas decisiones que, atañen a tantas otras vidas. Y por una, a veces miseria de poder y otras-las peores- por el poder en sí mismo, como razón de existencia.

-Cierro, mi hijo está a mi lado. Yo escribo, él juega. La vida continua…en los minutos en los cuales he tardado, de terminar estas pocas páginas, seguro  que centenares de vidas, habrán pagado por esa inútil y fascista opción de PODER-

-Gracias a la vida, la razón, el respeto y sobre todo el “Amor”…que en los años que tengo y me queden, espero no caer en la tentación y luchar contra ello, hasta el fin de mis días.

 

*LgdeAntonio-8.09.2011*

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s